Frente al silencio.

Frente al silencio.

lunes, 28 de marzo de 2016

Luis Acebes.




Había un manojo de algas podridas que parecían cintas de casete que alguien hubiese destruido para proteger las grabaciones que contenían. Al final de la cala dos chicas tumbadas. La del pelo más largo acariciaba la espalda de la otra muy despacio. Tenían un perro negro atado a una de las bicis. Diría que estaba celoso de no estar bajo esa mano. Tú caminabas delante y yo te seguía con la vista fija en las huellas del número treinta y seis que ibas dejando, onduladas por delante y más profundas hacia el talón. Un padre enseñaba a pescar a su hijo junto a las rocas, fabricando un recuerdo que un día llegará borroso y desnutrido, a destiempo como todos y sin posibilidad de justicia retrospectiva. Otra pareja paseaba por la orilla hablando en francés. Ella con esa forma universalmente femenina de llevar unas sandalias en la mano. Él con la tranquilidad de saber que todo es eterno durante un rato. Luego vimos algas verdes en una poza. Brillaban con furia porque aún nadie las había utilizado para recordar ninguna voz.




2016. De su muro de Facebook.


2 comentarios:

Amapola Azzul dijo...

Bello texto. Bs.

Ts acróbata dijo...

Sí.

Beso de vuelta, Amapola.