Frente al silencio.

Frente al silencio.

domingo, 15 de noviembre de 2015

Domingo Acosta Felipe



A Alejandra Pizarnik

Un pájaro encerrado no es un pájaro,
es un canto que escapa entre las rejas
y el alma que se asfixia sin su vuelo.
Lluéveme,
hasta que seamos agua
y nos jubile el sol
en otra nube.
Hay que volar más lejos
que los sueños
hasta sentirse hambre
con tus ojos.
Hay que desenterrar el aire.
La encía de la furia.
Grita.
Rendirse es un desahucio
imperdonable.
Que no se apague tu garganta
en el silencio de la tierra.
No quieras soledad
otro lamento.



Islas
© Domingo Acosta Felipe


2 comentarios:

Magda Robles dijo...

Me encanta Domingo.
Gracias por este blog, acróbata.

Ts acróbata dijo...

A mí también.
Gracias a ti, querida amiga.